entree de la grotte de la source de la bidouze avec vue sur la foret
OTPB

Les Sources de la Bidouze

El nacedero del río Biduze esta en Iparralde, en el macizo de Arbaila. Tras serpentear algo más de 80 kilómetros, atravesar cerca de una veintena de localidades en el valle de Donaixti-Ibarre y pasar por Donapaleu, finalmente desemboca en el Aturri a la altura de la localidad de Gixune. Merece la pena dar un paseo hasta la cueva subterránea que alberga el lago del que bebe el río Biduze.

Conocer el río Biduze

Cada año el nacedero del río Biduze acoge a multitud de amantes de la naturaleza y de la montaña atraídos por su belleza : este río bebe de un lago subterráneo llamado 'Eltzarreko Ordokia'. El lago se encuentra en una cueva ubicada en el corazón del macizo de Arbaila. Según cuenta la leyenda los bosques de este macizo, que tapizan tanto la Baja Navarra como Zuberoa, fueron el territorio de Herensuge, la gigantesca serpiente de la mitología vasca. Unos bosques que al parecer también fueron refugio de las 'lamiak', una criatura femenina de la mitología vasca que a menudo ayudaba a los agricultores en sus quehaceres diarios.

La ruta del Biduze

Poco más de 9 kilómetros de recorrido, 460 metros de desnivel y 3 horas y media de caminata le llevarán hasta el nacedero del Biduze.

Punto de partida : Pase por la localidad de Donaixti-Ibarre y tome la salida en dirección a 'Eztigar', cooperativa local de sidra. Siga esta misma carretera durante aproximadamente 3 kilómetros hasta llegar a un pequeño parking que marca el inicio de la ruta. No olvide llevar calzado de montaña y evite hacer el paseo tras un día de mucha lluvia, pues el camino puede llegar a ser realmente resbaladizo.

En un primer momento tomará una agradable pista forestal, prácticamente plana, que sigue el curso del río. Poco después el sendero presenta algo más de dificultad, al atravesar un frondoso bosque de hayas. Tras un rato de caminata, finalmente llegará a la cueva que esconde el nacedero del Biduze. Tómese su tiempo para recuperar el aliento y, sobre todo, disfrute de la magnífica entrada a la gruta, una verdadera obra de arte de la naturaleza.

El acantilado que sobresale a pocos metros de la gruta alberga habitantes realmente insólitos. Si tiene suerte podrá admirar el vuelo de un quebrantahuesos, aunque tienen tendencia a ser muy discretos. También se suelen avistar alimoches comunes.

El valle, algo escarpado y por el que transcurre el sendero que lleva al nacedero, está bordeado en uno de sus costados por el pico de Beltxu, que domina desde lo alto la localidad de Hozta.

 

Una parada gastronómica

Después del esfuerzo viene la recompensa. De vuelta a Donaixti-Ibarre no deje pasar la oportunidad de hacer un alto en el camino y visite la cooperativa 'Eztigar'. Esta cooperativa compuesta por productores locales de manzana fue creada en los años 90 y su objetivo fue desde un inicio impulsar todo lo relacionado con la cultura que rodea a esta fruta. 'Eztigar' le ofrece por lo tanto, una ocasión inmejorable para conocer la tradición secular de la sidra vasca. Marie y Clément producen 'vino de manzana' a partir de variedades locales y lo hacen de una manera biológica y artesanal.

Actividades

Buletinaren harpidetza

Suscríbase a nuestro boletín para recibir información exclusiva sobre las mejores ofertas, novedades y promociones de la Oficina de Turismo del País Vasco