Photo
Photo : © Emmanuelle

Ahurti, una entrada al País Vasco

Ahurti

Todo en el hermoso pueblo de Ahurti ('Urt' en francés) evoca al agua : el puente de hierro que atraviesa las aguas del Aturri uniendo las Landas y el País Vasco y que tiene un marcado estilo Eiffel ; el pequeño puerto escalonado de esta localidad que recuerda a los de Gixune y Bidaxune ; o los humedales tan característicos de los pueblos ribereños del Aturri. Hasta su nombre en vasco, es decir, Ahurti, significa “aquel que proviene del agua”.

El pueblo

En Ahurti se han encontrado rastros de una comunidad de pescadores que habitaba el lugar hace algo más de 1000 años. Su ubicación, punto de encuentro entre tierra y mar, ha hecho que esta localidad se haya desarrollado en todos los campos : agricultura, comercio y pesca.

El ferrocarril llegó en 1862, con la línea que partía desde Baiona, y el puente sobre el Aturri fue construido en 1886.

Mucho antes de que llegasen el 4G o el wifi, el telégrafo ya se había instalado en 1889, la electricidad en 1904...  El estilo de vida tranquilo y apacible de esta localidad atrajo al filósofo francés Roland Barthes, que hizo construir aquí una vivienda en la que pasó sus últimos años de vida.

El puerto y la pesca

El albergue de Galupe se encuentra situado en la vivienda más antigua de Ahurti, en pleno puerto. Los pescadores, que vivían habitualmente en sus propias embarcaciones, solían ir a menudo a comer a este lugar mientras esperaban el momento idóneo para zarpar, que siempre estaba condicionado por las mareas del lugar.

Para que se haga una idea, ¡en el siglo XVIII el río era tan rico en peces que las criadas de las casas burguesas tuvieron que pedir que la ración de salmón se limitase a 3 comidas semanales! Sus patrones, demasiado preocupados en ahorrar, les daban todos los días salmón para comer...

Buletinaren harpidetza

Suscríbase a nuestro boletín para recibir información exclusiva sobre las mejores ofertas, novedades y promociones de la Oficina de Turismo del País Vasco