El descubrimiento de las gargantas de KakueTta

Kakuetta

Deje las prisas a un lado y dese un paseo por estos desfiladeros perfectamente acondicionados para que el visitante se acerque lo máximo posible a la roca y los arroyos, disfrutando así de un entorno espectacular.

Se trata de un espacio natural único en el País Vasco: la vegetación, verde y exuberante, está por todas partes. Con la frescura que emana del cañón y su arroyo, todo el paisaje en su conjunto toma un cariz amazónico. ¡Desconexión asegurada!

CERRADO POR EL MOMENTO

El descubrimiento de las gargantas de Kakueta

En 1906 Edouard-Alfred Martel fue el primer espeleólogo en adentrarse por el desfiladero de Kakueta. Abogado francés apasionado de las ciencias naturales, es conocido por ser el pionero de la espeleologia moderna y por haber descubierto a lo largo y ancho de todo el planeta multitud de cavidades, grutas y ríos subterráneos.

Con anterioridad, sólo los contrabandistas y agricultores de la región conocían este lugar. Los pastores venían al lugar para llevar su trigo al molino que se encontraba justo a la entrada del desfiladero. Fue destruido por las inundaciones de 1937.

A partir de 1966 el desfiladero de Kakueta fue habilitado para acoger al público en general.

 

 

Una visita paso a paso

El lago esmeralda

Será la primera sorpresa de su caminata por el desfiladero. Una primera sorpresa como anticipó de lo que aún está por llegar... Por cierto, no olvide que en el lago, al igual que en el resto del desfiladero, el baño no está permitido.

Para acceder al cañón tendrá que tomar el "Gran Estrecho": un pasaje de tan sólo unos pocos metros que separa ambos lados del desfiladero.

Una vez en el otro lado la perspectiva cambia por completo, adentrándose en un espacio donde la vegetación lo invade absolutamente todo. Aquí las vertiginosas paredes impregnadas de humedad alcanzan los 350 metros de altura. ¡Todo un espectáculo!

 

Pasarelas y caminos empedrados

A partir de ahora simplemente tendrá que seguir el curso del agua. En ocasiones cruzará pasarelas de madera que sobrevuelan el cañón y el arroyo, otras caminará entre la piedra siguiendo el sendero marcado. De esta manera siempre se mantendrá lo más cerca posible del curso del río, pero lo hará en un espacio totalmente seguro y habilitado expresamente para ello.

Al final del cañón le espera el momento cumbre de todo el recorrido: ¡la cascada! Con veinte metros de altura, es realmente impresionante. Podrá incluso pasar por detrás de ella y darse una vuelta en este entorno hipnótico.

La cueva

Unos pocos pasos más allá le espera la cueva de Kakueta. Está repleta de estalactitas y estalagmitas gigantes. No podrá adentrarse mucho más en ella, ya que el resto de la gruta está reservada a los espeleólogos.

El regreso al punto de partida se hace por el mismo camino.

 

 

 

 

Información práctica.

Abierto del 15 de marzo al 15 de noviembre.

Parking gratuito en las proximidades.

Precio: la entrada cuesta 6 euros y se compra en el bar que está justo en la entrada.

Duración del trayecto: entre 2 y 3 horas.

Contacto: (0033) 559 28 60 83 - gorges@kakuetta.fr

 

 

Buletinaren harpidetza

Suscríbase a nuestro boletín para recibir información exclusiva sobre las mejores ofertas, novedades y promociones de la Oficina de Turismo del País Vasco