Hasparren

LA VILLA DE HAZPARNE

Hazparne

A tan sólo 20 minutos de Baiona, la localidad de Hazparne ('Hasparren' en francés) ofrece al visitante la posibilidad de sentir la quietud de la vida en el País Vasco y el placer de conocer a sus gentes. A los pies del monte Urtsua, Hazparne tiene un casco antiguo en el que destacan bellos edificios del más puro estilo labortano. La raíz de su nombre vendría, al parecer, de 'Haitz-barren(a)' : 'haitz' piedra y 'barren' interior. Eso sí, con el paso del tiempo la tradición popular ha transformado 'haitz' en 'haritz' que significa roble, un árbol que se ha convertido en símbolo de este pueblo.

Hazparne, urbana y rural a la vez

Una localidad XXL 

Con sus 11 barrios y sus 77  km², Hazparne es una de las localidades más grandes o extensas del País Vasco. Algunos de sus barrios, como Urkoi, al borde de la carretera que va a Kanbo, o Zelai, a los pies del monte Urtsua, son mini-pueblos con su propio frontón y espacios para la vida cotidiana. Más allá, perdidos en la lejanía de los campos de Hazparne, los barrios de Pilota Plaza o Paxkoenia dan la impresión de estar solos en el mundo... hacia el sur, los  extensos campos de helechos ofrecen una inmejorable vista sobre las montañas vascas, donde los amantes del tiro al plato o de la caza de la paloma podrán practicar su actividad favorita lejos de miradas ajenas.

Origen románico

Después de haber sido probablemente un oppidum (asentamiento fortificado protohistórico), Hazparne fue durante la época romana capital de una región de la Civitas de Dax. En ese sentido, una inscripción del siglo III d.C en el interior de la iglesia hace referencia a Hazparne como una localidad de Novempopulania, provincia vascona del Imperio Romano. En la fachada de la iglesia de Saint-Jean Baptiste que da a la plaza de los Tilos, existe una reproducción de una piedra romana descubierta en 1660 durante los trabajos de ampliación del edificio que merece la pena ser vista. Aproveche para darse una vuelta por la iglesia, abierta a los visitantes durante el día, y admire sus magníficas tribunas de madera.

La revuelta de las mujeres

En la Edad Media la actividad económica de Hazparne estaba ligada principalmente a la artesanía, gracias al trabajo de curtidores y chocolateros que hacían de esta localidad un importante punto comercial. Así, en 1784 esta localidad labortana fue testigo de una revuelta de mujeres que se oponían a la instalación en Hazparne de una franquicia comercial, revuelta que se expandió por las localidades vecinas. El campanario de la iglesia fue derribado en señal de represalia para ser reconstruido en 1826 y desde entonces no ha vuelto a ser modificado.

La edad de oro del calzado

La población de Hazparne aumentó considerablemente a partir del siglo XVIII. A pesar de que la actividad agrícola siguió siendo un recurso importante, esta villa labortana prosperó de manera notable gracias al desarrollo de una industria del calzado que a principios del siglo XX llegó a  emplear a más de 2500 lugareños. A lo largo de los años 50 una quincena de fábricas trabajaban a pleno rendimiento en el valle, vendiendo sus zapatos a Burdeos, Toulouse e incluso a Argentina, Uruguay o Chile. Esta relación mercantil con Latinoamérica se realizó gracias a la diáspora vasca de estos países, los hijos de los emigrantes vascos que se establecieron en el Continente sudamericano. Mientras da un paseo por Hazparne, no olvide pasar por el frontón o por la antigua fábrica de zapatos Ary, reminiscencia del pasado y vestigio de aquel próspero periodo económico antes de que nuestros zapatos se fabricasen en tierras mucho más lejanas.

Memoria y testimonios de antiguos obreros de la industria del calzado.

 

La agricultura, la otra característica de Hazparne

Nada más llegar a Hazparne cualquiera se da cuenta que está en tierras vascas : el paisaje moldeado a imagen y semejanza de las necesidades agrícolas del lugar, los rebaños de ovejas o los caballos y las vacas pastando en las praderas que descienden de las montañas se lo recordarán insistentemente. De hecho, Hazparne cuenta con más de 200 explotaciones agrícolas y tiene además, por si eso fuera poco, una reconocida escuela de formación agrícola. Aproveche la ocasión para darse una vuelta por el mercado local que se celebra todos los sábados, donde la casi totalidad de los productos provienen de pequeños agricultores o ganaderos locales. En este sentido, cerca de la iglesia encontrará la tienda de productos locales Zarea (cesta en euskera), puesta en marcha por una quincena de explotaciones, muchas de ellas biológicas, enmarcadas dentro de la reconocida marca Idoki.

Lugar de reposo para el poeta

El monte de Hazparne, mi última patria, Yace sobre el cielo la línea del Urtsua, Y esta firma atestigua que mi vida, como una sombra que sobrevuela la noche, fue despojada”.

El poeta Francis Jammes (1868-1938) vivió en Hazparne a partir de 1920 y se instaló junto con su familia en la casa Eihartzea después de haberla recibido en herencia. "Les mystères douloureux", uno de sus poemas más conocidos fue recuperado por el cantautor Georges Brassens en su canción "La prière". El que fue el último hogar del poeta Francis Jammes es hoy en día sede de diversas asociaciones culturales de Hazparne.

Lugares de visita obligada

El trinquete Berria

El trinquete Berria fue construido en 1929 en la calle Francis Jammes junto a un precioso caserón de estilo neo-vasco que albergaba también un hotel-restaurante. Hace un par de años, en el 2018, fue renovado por la familia Charritton del grupo aeronaútico Lauak. La estructura de acero se ha mantenido tal como estaba, al igual que el techo abuhardillado que ilumina la cancha. Los 'pilotazaleak' (amantes de la pelota) pueden acudir al trinquete y disfrutar de un partido de pelota mano sentados en las tribunas, que actualmente están protegidas por una gran cristalera dando más seguridad al público. Vaya a ver uno de los partidos de pelota que se juega durante el campeonato de junio o durante los meses de julio y agosto, todos los jueves, a partir de las 18 horas. Además, no olvide que el Berria es también un precioso hotel y un magnífico restaurante.

 

 

EN SAVOIR

El monte Urtsua

Cuando se entra al País Vasco desde el norte, y después de haber cruzado el Aturri, Urtsua es el primer monte con el que nos topamos con sus 675 metros de altitud. Su nombre proviene de la palabra 'Urtsu(a)' que contiene la raíz 'Ur', agua en euskera. Y es que efectivamente, este monte está repleto de fuentes y manantiales. Es además un verdadero paraíso para los amantes del senderismo y de la bici de montaña, ya que podemos disfrutar de unas vistas preciosas a cambio de un esfuerzo relativamente pequeño. En la cumbre tendremos frente a nosotros toda la costa del País Vasco norte, desde Baiona hasta Hendaia. Se ve hasta el monte Jaizkibel, detrás de Larrun y encima de Irun, y en los días de mucha claridad la vista alcanza incluso hasta el Pic du Midi.

Suba a pie al monte Urtsua desde el barrio de Zelai (Enlace al mapa de la subida)

 

RANDO DE L'URSUYA

Hazparne también tiene tradición cervecera

La relación entre Hazparne y la cerveza artesanal tiene un nombre propio : Bob Worboys.  Este ciudadano inglés decidió instalarse en el País Vasco hace un par de décadas y lo hizo con una idea bien clara : fabricar una cerveza local y artesanal siguiendo los pasos de su abuelo, fundador de la cervecería Stourton en Cambridge. Así, en el 2006 nacía Etxeko Bob's Beer. Ubicada frente al trinquete Berria, no dude en entrar y conocer el proceso de elaboración de esta cerveza artesanal producida, como no podía ser de otra manera, con el agua que brota de las fuentes del Urtsua.

EN SAVOIR

Destacados

Lehengo Hazparne : un regreso al pasado más reciente

El día conocido como Lehengo Hazparne es presentado con orgullo por los hazpandarras como “la fiesta más bella del País Vasco” y lo cierto es que no les falta razón. Organizada cada dos años el segundo domingo de agosto, Lehengo Hazparne recrea la vida de inicios del siglo XX en la villa. Todo el pueblo se disfraza de época y los vecinos reproducen una boda vasca como las de antaño : desfile de novios, presentación de la dote de la novia, ceremonia en la iglesia de Saint-Jean Baptiste... Durante toda la jornada los vecinos de Hazparne se meten totalmente en el papel ofreciendo al visitante una jornada sin igual con artesanía, deporte rural vasco, partidos de pelota y danzas tradicionales. Todo ello además, en un Hazparne totalmente peatonalizado para la ocasión... ¡Nos vemos en el 2021!

Los encierros

Hay que remontarse hasta el año 1750 para encontrar los primeros vestigios de esta peculiar tradición. Originalmente este evento tenía lugar en la práctica totalidad de las calles del casco antiguo y los protagonistas eran toros, hasta que en 1924 vaquillas locales de los ganaderos del entorno tomaron el relevo. Más tarde, la juventud quiso dar un impulso a esta tradición popular... Así, durante los años sesenta los encierros fueron organizados durante los carnavales. Actualmente, estos encierros tienen lugar en verano todos los domingos por la tarde en la plaza de la Iglesia. Además, los miércoles hay posibilidad de ver espectáculos cómico-taurinos en la plaza de toros de esta localidad labortana.

Buletinaren harpidetza

Suscríbase a nuestro boletín para recibir información exclusiva sobre las mejores ofertas, novedades y promociones de la Oficina de Turismo del País Vasco